Lo primero es la verdad

🗓️5 de mayo de 2022 |

Lo primero, es la verdad. Y superar ese criterio estulto, diabólico de nuestro tiempo, en que te dicen, tú te crees que posees la verdad’. Claro que la poseo. Cuando yo sé que dos mas dos son cuatro, poseo la verdad. Pero no es una exclusividad mía, es algo que es para todos los seres inteligentes, todos pueden llegar a poseerla, pero es la única verdad. Porque no puede haber dos verdades, en el plano de lo absoluto, de lo esencial, en el orden de las definiciones, no puede haber dos distintas. Y si hay dos, una es errónea. O puede estar la verdad mezclada con el error.

Pero la cosa, tenemos que reconocerla desde el principio. Si no estamos hechos para la verdad, ¿por qué somos seres inteligentes?, y si la coincidencia en la verdad no es fundamento de toda nuestra vida y de todas nuestras relaciones, entonces ya caemos en eso que se llama ahora el pluralismo ideológico, o el pluralismo de las creencias, o el pluralismo político. Fíjense que hoy es tan falso todo lo que pretende ser fundamento de la convivencia humana, que así como se proclama la coexistencia pacífica de lo que se contradice (como si usted dijera que la verdad y el error pueden coexistir), se proclama a la vez y como consecuencia de eso, pluralismo de las ideologías. Puede haber verdadera unión, de amor, de amistad, entre las personas, entre las sociedades, sea cual sea la idea que uno tiene, la creencia que uno tiene, el pensamiento que uno tiene. La verdad no interesa. Al contrario, la verdad es ofensiva, es agresiva, porque evidentemente la verdad divide.

Cuando José y María lo llevaron al Niño Jesús al Templo, y estaba ahí Simeón esperando, ¿qué le dijo Simeón a María y a José?, después de agradecer a Dios la gloria de haberlo visto al Mesías antes de morir, éste -dice- será salvación de muchos y perdición de otros, va a ser un signo de contradicción. Es lógico, Él es la Verdad, o se está con Él, o se está contra Él, éste es el problema. Y con la verdad pasa siempre lo mismo: hablo de las verdades esenciales, de las verdades que dicen lo que es, definido, definitivo.

La filosofía, que es una sabiduría humana, es profundizar en el mismo ser definido e inagotable, pero en el mismo ser. Todo relativismo está excluido, todo pluralismo está excluido. Es profundizar lo mismo, en lo mismo, siempre lo mismo. Y ustedes se dan cuenta que lo único que es verdaderamente nuevo es lo que es siempre verdadero, la única cosa siempre nueva en el día de hoy, es lo que ha sido y será verdad siempre.

En consecuencia, lo primero es la verdad, porque si no es en la verdad, no puede haber unión, no puede haber unidad, no puede haber nada, y se ama en la verdad. ¿Cómo va a haber un amor que sea ciego, que esté fuera de la verdad?, o que sea en el error, en la mentira o en la falsedad. Todo amor es amor en la verdad, no hay cosa más lúcida que el amor. El amor es lúcido, sólo que el amor es una cosa rara. Porque cuando la gente habla de amor, el amor lo entiende en general como posesión, la gente cree que amar es poseer la cosa amada, al ser amado. Y en cambio, el amor es un acto de donación.

«Asalto terrorista al poder», Jordán Bruno Genta.


Jordán Bruno Genta (1909–1974) fue un escritor y filósofo católico argentino, profesor de filosofía y letras durante 40 años. Incursionó en el periodismo y escribió numerosos libros de amplia difusión en el nacionalismo católico. Fue asesinado el domingo 27 de octubre de 1974, en la puerta de su casa, cuando salía para asistir a la misa dominical en una parroquia vecina. Un comando guerrillero del denominado «ERP 22 de Agosto» se atribuyó la autoría del crimen.

Etiquetas: ,

La Cumbrera

Actualidad, opinión y análisis desde una perspectiva Católica.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Aceptar y continuar | Más información